Si usaste cualquiera de estas cosas que aparecen en esta entrada, algunas diseñadas por el auténtico belcebú, eres ochenter@. Cuando habrías tu cartera, seguramente esto es lo que encontrabas en ella…. y alguna cosa más que iremos descubriendo poco a poco.
Aqui tenéis la primera entrega.

Transportador
EL TRANSPORTADOR DE ÁNGULOS
Quería comenzar por este, que fué una de esas «cosas» que nunca, pero nunca, supe manejar y para que servía.
Sienpre acompañado por el elegante cartabón, con el que me defendía cuando había de hacer dibujo lineal….. pero esto?.
Se llamaba transportador de ángulos, pero aún así… ni idea… de como se transportaban los ángulos…..

goma-de-borrar-milan-624-nata-horz

LAS GOMAS QUE TODO LO BORRAN
Recuerdas ese olor tan especial que tenían las gomas MILAN, era una pasada. Cuando estanas sin estrenar era un olor a nata tan intenso que apetecía comértelas de un bocado… a veces lo hacíamos!!
La otra que aparece en la foto la PELIKAN, nos decían que borraba el bolígrafo…. que hallazo!!! una goma de borrar con la que poder corregir las notas del cole para que tus padres no te castigasen…. pués nada más lejos de la realidad. Borraban el bolígrafo, si, pero también se llevaba detrás de ella el papel donde estaba escrito, así que la chapuza era monumental. A mi me cazaban siempre.

Dibujo (2)

ROTULADORES CARIOCA
Si tenías este estuche de rotuladores CARIOCA en tu cartera, verdaderamente eras güay, muy güay. Recuerdo que los pedía a los Reyes Magos cada año, y al final conseguí que los trajesen…. eran el IPAD del momento.

caja-ceras-manley-6-colores-500x500

LAS MANLEY DE CERA
Estas si que nos hicieron compañía en nuestras clases de dibujo eh?. La míticas pinturas de cera MANLEY eran la caña. La primera que tuve era de seis colores como el de la fotografía, pero cuando conseguías que te regalasen una de 30 colores…. eso si que molaba. Tenías hasta el color carne!!!!!

17752695

LAS PINTURAS PASTEL GOYA
Tengo que reconocer, que aunque molaba un montón tener una caja de pinturas pastel GOYA, nunca dominé esta técnica que mi profesor de dibujo se empeñaba en enseñarme. Usar el algodón para difuminar y las pinturas por las esquinas para realzar las líneas, nunca fué lo mío.

Anillas-carpeta

LAS ANILLAS DE ENCUADERNAR
Nos adentramos en el maravilloso mundo de las ANILLAS, ni una sola hoja suelta, todas tenían que ir perfectamente agujereadas y con su anilla correspondiente. ¿A que te las acababas poniendo de pendientes en la oreja y en la nariz? No teníamos piercing pero sí anillas.

pegatas-anillas

REFUERZOS PARA LAS ANILLAS
Pero las dichosas hojas se acababan rompiendo y saliéndose de las anillas. No importa, ¿para que estaban esas pegatinas circulares llamadas REFUERZOS? Lo difícil era encontrar una hoja que no hubieras tenido que reforzar con varias pegatas no?.

Sierra+marqueteria

SIERRA DE MARQUETERÍA
Acabamos esta primera entrega de objetos ochenteros del cole con una de mis favoritas. Esta particularmente me gustaba mucho, siempre fuí de manualidades. La clase de PRETECNOLOGÍA era de mis preferidas y con esta sierra en la mano me sentía el mismísimo Noé haciendo el Arca. Por cierto, la de cortes en los dedos que nos habremos hecho con la dichosa sierra.

 tumblr_lzn3obeuS91r383j9[1]

LOS MAPAS DE PLÁSTICO

Seguro que a todos en su día os hicieron estudiar los rios, montañas y Comunidades Autónomas de España. Estos mapas de plástico duro eran fundamentales en las aulas ochenteras.

tumblr_lzn32ntmJI1r383j9[1]

PUNZONES DE MADERA

Con estos punzones pasábamos horas recortando siluetas de madera, estaño, cartón… siempre con su correspondiente alfombrilla debajo para no cargarnos la mesa. También tenía otra utilidad como arma punzante, pero los profesores no estaban muy de acuerdo, creo.

 

tumblr_lzn3ggLQcB1r383j9

CUADERNOS RUBIO

A fuerza de repetir, repetir y repetir las mismas letras, uno acababa aprendiendo si o si a escribir en condiciones, aunque a veces se hicieran agujeros en la hoja de tanto borrar ( cuando te quedabas sin goma de borrar Milan, un poco de miga de pan te sacaba del apuro).

tumblr_lzn3gtTgoO1r383j9[1]

CANICAS

Y como no todo va a ser malo en el colegio, el rato del recreo era ideal para desconectar un rato. Las canicas, las tabas, la peonza, la comba, la cinta, los cromos normales y los de picar (esos a los que había que darles la vuelta con la palma de la mano) …. siempre sin dejar atrás el futbol, baloncesto y demás deportes ayudaban a desfogarnos para poder proseguir después las clases con ánimos renovados.