Al llegar Coco (Dr.Pop) a la discoteca comenzó una nueva andadura en nuestras vidas. Tras convencernos nuestro amigo Feno de que hiciéramos un programa de radio con él (Receptor a 45), lo que hicimos fue trasladar ese programa en directo (grabado en un Revox de la época) los viernes por la tarde a la pista de Punto Cero. ¡Qué éxito! Desde el minuto 1 (conservo en cassette la grabación del primer programa) fue correspondido por nuestros oyentes al acudir fervorosamente a conocernos, ya que muchos no eran clientes habituales de la misma y querían ponernos cara. Concursos, fiestas, y demás inventos que hacían pasar unas tardes inolvidables al personal. De allí nuestra relación con Justo (Dr. Funky) que se presentó a un concurso de baile en el  que quedó segundo según me acuerdo…. Y allí comenzó nuestra amistad………. hasta hoy. Con esta relación fichamos a un gran colaborador, ya que con su imaginación montábamos unas fiestas dignas de decorados de Hollywood ( os acordáis de Spielberg, como llamábamos cariñosamente a Nacho, uno de los propietarios, por su empeño en montajes mastodónticos para la época. En la foto junto a Justo preparando nuevos eventos).Fiesta Vikinga, Cabaret, Galáctica, Superhéroes etc….fueron entre otras la marca de la casa.

punto cero oficina
El otro día en Torreluna una chica me recordó que hacía 30 años le regalé un fin de semana en Salou que había ganado en un concurso!!!! Me llena de emoción y una inmensa alegría saber que alguien que se cruzó en tu vida vuelve para recordártelo con cariño. Nuestro secretario oficial (Jano), nuestras go-gos improvisadas (Elena, Yolanda, Pilar, Mayte, etc…), que estaban a las 18:00 en punto en la puerta, para ayudarnos en las mejores sesiones de tarde que ha tenido esta ciudad. Gente como Javier Segarra, Francal y otros humoristas de la época, también pasaron por nuestros directos en Receptor a 45. Famosos como Antonio el Bailarín, Xavier Cugat, futbolistas del Real Zaragoza, jugadores del Cai, y gente que en su dia eran anónimos y hoy son grandes figuras. En cuanto a música, descubrí en un cajón a una tal Madonna que no la conocía ni el tato con su canción Everybody en versión Maxi, o el día que pinchamos por primera vez a Hombres G, la canción Venezia, que la gente me miraba como diciendo «¡¡¡a este tío se le ha ido la olla!!!».  Rapeabamos las canciones, hacíamos coros, nos disfrazábamos, en fin una locura ochentera que vamos a intentar trasladaros a través de esta WEB, y en todas nuestras fiestas.

Otro día continuaré contando cuando nos fuimos a la discoteca «El Coto» pero…….eso es otra historia……